La caída de cotizantes es la peor en un mes de agosto desde 2008

Valora este artículo
(0 votos)

IU Sevilla realiza un análisis de los datos del paro destacando la baja calidad del empleo y la depreciación de los salarios. En la provincia de Sevilla estamos lejos de los niveles de ocupación anteriores a la crisis, con 196.122 personas, 53.506 más sin trabajo que hace una década, con peores salarios, mayor índice de temporalidad y contratos de menos horas.


Desde IU Sevilla se denuncia que la Consejería de Empleo presume de ir a mejor ritmo que en el conjunto del país y la Junta de Andalucía utiliza el mantra de recuperación a niveles previos a la crisis, pero esa recuperación no se ha traducido en mayor calidad de vida para una buena parte de los andaluces y andaluzas.

El coordinador Manuel Lay destacaba que “Según el INE (y el IECA) somos un 25% más pobres que la media española y esa desigualdad ha crecido en los últimos diez años. En esta década, el gobierno andaluz se ha limitado a transitar por la crisis, sin alternativas sociales ni económicas para reducir la brecha de desigualdad respecto a la media estatal -que de hecho se ha incrementado- ni para resolver el problema estructural de nuestra comunidad autónoma en cuanto a modelo productivo, que sigue pivotando sobre sectores estacionales y muy precarios.”.

Sevilla es la que más sufre la subida del paro, en términos absolutos, 2.189 parados más y un 1,13 por ciento de aumento.

Hace 10 años había 80.580 sevillanas y 62.036 sevillanos inscritos como demandantes de empleo, es decir, 142.616 personas. Hoy el paro sigue en aumento y una de cada tres familias tiene algún miembro buscando trabajo.

Así mismo Lay destacaba que la baja calidad del empleo y la depreciación de los salarios que se pagan hoy a los trabajadores y trabajadoras, en comparación a los que se pagaban antes de la crisis, hace que esa recuperación en términos macroeconómicos no se note en los bolsillos de la mayoría social. Hoy en día es habitual que una persona joven cobre menos que un pensionista, algo que no sucedía hace diez años. También es preocupante la repercusión de esos peores salarios en el déficit de la Seguridad Social.

“A todo esto se suma la excesiva dependencia de la estacionalidad, -finalizaba el coordinador de IU Sevilla- lo que significa que hay personas que malviven a base de "contratos de temporada", de escasa calidad y sin derechos. Y aunque es un análisis que comparten la mayoría de los partidos, tiene su motivación en dos aspectos que ningún gobierno hace por cambiar: el modelo productivo y las últimas reformas laborales de PP y PSOE.”

 

Audio en: 

https://www.ivoox.com/s_p2_474274_1.html

Martes, 04 Septiembre 2018 12:30